ALEPO

El antiguo jabón de Alepo

El jabón de Alepo es un jabón vegetal a base de aceites de oliva y laurel. Es el antepasado de los jabones de Castilla y de Marsella siendo, según se dice, el primer jabón sólido del mundo. Se elabora de forma artesanal desde hace más de 2000 años en la ciudad de Alepo, situada al norte de Siria. La elaboración del jabón de Alepo se ha transmitido de generación en generación hasta nuestros días, manteniéndose igual que en los orígenes. El jabón de Alepo combina los métodos de producción más antiguos con los productos más naturales.
Este jabón se elabora sin colorantes, conservantes, perfumes ni productos químicos. Es un jabón completamente vegetal y biodegradable.
Resulta útil para todo tipo de pieles, en especial para pieles sensibles y pieles con problemas de psoriasis, dermatitis, acné, ezcemas, etc. Es antiséptico, antiinflamatorio y antioxidante. Se puede utilizar como jabón para la higiene diaria de la piel de todo el cuerpo, como champú y como espuma de afeitado.
Su historia, ingredientes y métodos de producción hacen de él un jabón único en el mundo.

Los primeros jabones de la historia eran emulsiones jabonosas líquidas. En Alepo, se introduce el proceso de saponificación y el uso de aceite de oliva y laurel; de este modo, aparece el que se cree que es el primer jabón duro del mundo: el jabón de Alepo. A raíz de las cruzadas, la producción de jabón se extendió por todo el Mediterráneo, llegando a Italia, Francia (Jabón de Marsella) y España (Jabón de Castilla).

Composición

El auténtico jabón de Alepo, que es considerado el más puro de todos los jabones, se elabora exclusivamente a base de aceite de oliva, aceite de laurel, hidróxido de sodio y agua.

• Aceite de Oliva (Olea europea): con propiedades suavizantes, hidratantes, antioxidantes y antienvejecimiento.
• Aceite de Laurel (Laurus nobilis): con propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antioxidantes. Ayuda a equilibrar las pieles grasas. Aporta aroma al jabón.
• Hidróxido de Sodio (NaOH): también llamado sosa cáustica o soda cáustica. Es necesario para la saponificación. Se obitene de la planta "Salsola Kali" o de la Sal marina (Cloruro de Sodio).
• Agua (H2O): agua pura de manantial.

Propiedades

     • El aceite de oliva nutre, regenera y suaviza la piel.
     • El aceite de laurel actúa como antiséptico, antiinflamatorio y desinfectante.
     • Reestablece la capa hidrolipídica de la piel.
     • Protege de las infecciones cutáneas y agentes externos.
     • Protege las pieles secas y las pieles sensibles.
     • Ayuda en problemas cutáneos como psoriasis, dermatitis, acné, ezcemas, quemaduras, etc.
     • Es desinfectante, antiinflamatorio, cicatrizante, antioxidante y antienvejecimiento.
     • Regula el cuero cabelludo y aporta volumen, brillo y cuerpo al cabello.
     • Protege la piel y reduce las irritaciones propias del afeitado.
     • Es antipolillas.

Jabón de Alepo

ALEPO

Lamentamos las molestias.

Realice una nueva búsqueda sobre su interés